El ABC del parto y la crianza

Berra remarcó que “lo importante es el aprendizaje del personal en cada establecimiento, para que pueda tener la destreza necesaria en cada parto que pueda venir complicado, y ante la menor duda, poder llamar al veterinario a tiempo. La capacitación permanente del personal es la base para resolver los problemas del parto y la crianza”.

A la hora de asistir un parto, Osacar marcó que lo más importante es atender al ternero recién nacido, ya que el mismo pudo haber nacido con problemas. Entre los cuidados preventivos, Osacar pidió contemplar la posibilidad de hipotermia y la hipoxia. “Todos los productores están acostumbrados a estas rutinas, ya que lo hacen habitualmente, pero los partos que son asistidos, deben tener más prioridades y cuidados que los partos normales, donde hay que estar más encima y cuidar al secado del ternero recién nacido”, enumeró la especialista.

En cuanto a los primeros días del ternero, Osacar explicó que aquellos que nacen con problemas deben recibir un adecuado calostro el primer día, ya que esa puede ser su única fuente de inmunidad, debido a que no recibe ninguna defensa a través de la placenta durante su período de gestación. Durante la charla se vieron los diferentes métodos para medir la calidad del calostro.  Además, Osacar destacó que también se debe priorizar la desinfección del ombligo, algo más que básico pero muy importante para prevenir y tener en cuenta en el día a día.

En cuanto a los sistemas de crianza en Argentina, se puso el énfasis en algunos temas de alimentación, entre ellos los tradicionales, es decir, aquellos que contemplan cuatro litros diarios de leche o sistema hiperprecoz, y aquellos que aluden a un sistema de alimentación intensivo, en donde se utilizan más litros de leche con el objetivo de lograr más peso de los terneros durante la crianza.

“La crianza no tiene secretos, es hacer bien todos los días las mismas cosas. A veces creemos que es reiterativo, pero la verdad es que con las visitas a campo seguimos constatando que se cometen los mismos errores, es por eso que nosotros hacemos mucho hincapié en ser consistentes en las rutinas, y buscamos incentivar a tener protocolos de trabajo, para que, ante cambio de personal, no se tenga que volver a explicar todo de nuevo. La clave es tener instrumentado el sistema para darle continuidad en el tiempo”, concluyó Osacar.

formulario

Código de seguridad*