El atractivo de Mercoláctea para los mejores paladares: dulce de leche blanco

La marca comercial es Ybiraty, que en lengua guaraní significa “árbol grande”. Y grande es también la expectativa con la que alumnos y profesores llegaron a la edición 16 de Mercolactea. “Venir a esta muestra es motivo de orgullo. Trajimos toda la línea de dulce de leche que nosotros mismos producimos en la escuela. Cuando comenzamos con el proyecto original, hacíamos el dulce de leche como todos conocemos, pero la experiencia y el desafío de innovar, nos llevó a producir y desarrollar una nueva variable, el dulce de leche blanco”, comentó Cid, ante la atenta mirada de los alumnos y hacedores del proyecto que también vinieron a Mercoláctea para atender al público con degustaciones exclusivas a través de panqueques rellenos con esta variedad de dulce de leche que encantó a más de uno.

Cid también expresó que, al no existir normativa oficial en el código alimentario nacional para esta variedad de dulce de leche blanco, están buscando que acepten un anexo para poder comercializarlo mucho mejor, y rotularlo como “dulce de leche”, pues, según Cid, contiene la misma fórmula que el dulce de leche tradicional, sólo que se cambió la técnica de elaboración del mismo. “No tiene colorantes, ni aditivos, en un proceso arduo de ensayo y error, lo que nos llevó finalmente a concretar este proyecto. Además, su sabor no es el mismo que el del dulce tradicional, sino que vira por color y sabor hacia lo que es un chocolate blanco”, explicó el Jefe de Enseñanza y producción de la Escuela Agrotécnica Nº 24, General San Martín

Esta es una historia de emprendedores digna de contar, por el carácter desafiante y de gran envergadura que resultó para una escuela rural el poder llevar a cabo este proyecto. Con el profesor Cid a la cabeza, y con el apoyo de la Dirección del colegio, pudieron concretar que el 100% de elaboración se realice en la propia escuela. Pero en el establecimiento también realizan producción frutihortícola, elaborando variedades de todo tipo de dulces; desde arándanos, frutilla, zapallos en almíbar, dulce de zapallo, zapallo en barra, dulce de batata, y membrillo, y toda esa elaboración tiene como protagonistas a los jóvenes alumnos de la escuela.

También hay que sumar la producción de jugos concentrados -azucarados o no-. “Todos los productos están homologados, incluso hemos inscripto la formulación del dulce de leche blanco. Sólo que no tenemos aún el Registro Nacional de Productos Alimenticios- RNPA- que es el certificado que las autoridades sanitarias jurisdiccionales otorgan, para cada producto, al establecimiento que lo elabora y produce”, explicó Cid.

El dulce de leche blanco es una creación inédita en Argentina. En Chile existe el “manjar blanco”, pero de todos modos contiene una formulación diferente, y no tiene agregado de bicarbonato. No obstante, la venta de los productos de esta escuela es sólo a nivel local, o en exposiciones como Mercoláctea. Lo interesante es que, en este proyecto integral del colegio, se suman los tamberos de la zona, y a medida que va creciendo el mercado, va creciendo el volumen producido.

Actualmente el establecimiento elabora unos 1600 litros de leche por semana, en una planta que tiene una capacidad de 900 litros de producción.

Fabián Vallejos es el Subdirector de Educación Técnica Profesional de la Provincia de Entre Ríos y acompañó la alegría de los alumnos que vinieron a la muestra con sus productos. “Estos son momentos de celebración, porque aquí hay una muestra importante de que se pueden lograr objetivos. Con estas experiencias se los alienta a hacer cosas importantes. Desde los profesores hasta el último alumno del establecimiento y los productores de la zona, todos estamos comprometidos de verdad. Buscamos también que la escuela no sea solamente un lugar para poder estudiar, sino que se vaya a aprender; hay una gran diferencia entre estudiar y aprender”, enfatizó Vallejos.

Las escuelas agrotécnicas del país se dedican a la formación del técnico profesional, para incentivar los emprendimientos. Y desde la Dirección oficial se bajan los lineamientos a estos proyectos, sumado a que en Entre Ríos, la dirección de escuelas ayuda a capacitar y crear nuevos emprendimientos. Todo esto, sin olvidar la didáctica y la pedagogía como una verdadera formadora de jóvenes.

 “La comunidad apoya el proyecto general de la escuela, es por eso que estamos acá en Mercoláctea, para abrir las puertas del colegio a la sociedad y mostrar su trabajo con la comunidad. Mucha gente hace fuerza para que vaya todo bien, para seguir adelante en algo tan interesante, como pensar en el futuro de estas generaciones”, concluyó Vallejos.

formulario

Código de seguridad*